Limpieza de hígado

El papel del hígado en el organismo no se puede desestimar. Se estima que realiza unas 600 funciones diferentes, siendo la desintoxicación de sustancias tóxicas una de las más importantes. La Medicina Tradicional China comparan al hígado con un general del ejército, puesto que distribuye armas y provisiones donde y cuando se necesitan. 
 
El hígado, tu laboratorio interno
Muchas personas, incluyendo niños, tienen los tubos biliares obstruidos por numerosos cálculos que dificultan la circulación de la bilis. Las piedras, al ser porosas, almacenan toda clase de bacterias, quistes, virus y parásitos donde el sistema inmunológico no los detecta, lo cual constituye un foco permanente de reinfección. Por otro lado, los cálculos biliares impiden que el hígado realice las labores de desintoxificación que le son propias. La medicina convencional sólo reconoce la existencia de cálculos en la vesícula biliar, no en el hígado. Esto se debe a que los cálculos biliares, al no estar calcificados como los de la vesícula (su base son lípidos, principalmente colesterol), suelen tener la misma densidad que nuestros tejidos, por lo que son invisibles a los ultrasonidos, exploraciones magnéticas o rayos X.
 
Ninguna infección estomacal como la úlcera o la inflamación intestinal, puede ser curada permanentemente sin expulsar estas piedras. Con la limpieza hepática también se eliminan las piedras de la vesícula. Existen media docena de piedras distintas: pueden ser negras, rojas, blancas, verdes o marrones. Las que son negras están llenas de lubricante para neumáticos y aceite de motor (procedentes del cloro). Las verdes adquieren su color por estar recubiertos de bilis.
 
Imagen 1 – El hígado de una persona "sana" (asintomática) puede albergar en
sus conductos en torno a 2000 cálculos. Fijarse que muchos tienen forma de tapón.
 
La Limpieza del Hígado es uno de los métodos más valiosos para recuperar y mantener la salud. Limpiar el hígado de cálculos biliares mejora la digestión, base imprescindible de una buena salud. Conforme se limpia el hígado mejoran las alergias hasta mejorar mucho o resolverse. Tras una limpieza de hígado puede desaparecer el dolor en hombros, brazos, espalda o entre los omóplatos (puede ser necesario expulsar de 1000 a 2000 piedras en varias limpiezas para que los dolores desaparezcan). Mucha gente consigue perder peso gracias a la limpieza hepática. En algunas patologías se tarda hasta 2 años en limpiar por completo el hígado. Este programa pueden realizarlo personas a las que se les ha extirpado la vesícula. No existen contradicciones excepto en pacientes con deshidrataciones graves. A los diabéticos, al estar muchas horas sin comer, les pueden dar mareos (evítelo añadiendo Stevia al agua). La Limpieza Hepática consigue eliminar las piedras de la vesícula sin necesidad de cirugía.
Dado que el hígado es responsable de la formación de la albúmina y las hormonas, su malfunción repercute directamente en los sistemas inmunológico y hormonal. Una alergia está indicando claramente que algo no marcha bien a nivel hepático. Es notable la rapidez con que remiten las reacciones alérgicas, una vez que hemos depurado el hígado. #TerapiaClark #salud
 
❦ Contenido del Pack
1 Bolsita con de Sales de Epsom (57 gr).
1 Envase de 60 cápsulas de L-Ornitina (500 mg).
 
Instrucciones
No existen riesgos si se siguen todas las indicaciones de esta pauta. La limpieza es sólo para mayores de 18 años. Para mejores resultados, debería ir después de la limpieza de riñón. También se tiene que haber seguido el recordatorio desparasitante (1 vez a la semana) durante al menos 3 semanas o haber utilizado el Zapper diariamente durante al menos 1 semana. Según la Dra. Clark no se expulsarán muchas piedras si el hígado contiene parásitos viviendo en él, además se pueden tener molestias. Limpiar el hígado requiere 6 días de preparación opcionales seguidos de 21 horas de limpieza real. Cabe la posibilidad de que durante las primeras limpiezas no se expulsen piedras por encontrarse en la zona más alejada del conducto de salida. No se preocupe, al moverse hacia delante se expulsarán en las siguientes. Consultar síntomas de presencia de cálculos biliares 
 
Los cálculos biliares flotan porque tienen Colesterol en su interior (habitualmente están formadas por un 96% de colesterol, calcio y sales biliares). También es posible que encuentre en sus evacuaciones una capa de espuma blanca u oscura flotando en el agua. Esta espuma está formada por millones de diminutos cristales blancos que son igualmente importantes de liberar. La descongestión del hígado repercute beneficiosamente sobre la salud de todo el organismo aportándole flexibilidad, claridad mental y un estado de vitalidad que probablemente haya olvidado. También se expulsan parásitos muertos (por ejemplo la Fasciola es rosa y testa Positivo en vitamina B12 con el Syncrómetro).
 
Normalmente es difícil identificarlos porque explotan debido a la diferencia de presión osmótica entre los fluidos corporales y el agua exterior. Si quisiera conservarlos como especímenes de muestra, puede emplear la técnica de Gary descrita en el capítulo de parasitología práctica del último libro de la Doctora Clark. Ver Galería de parásitos expulsados mediante limpiezas hepáticas 
 
Período de 6 días de preparación (opcional)
La Dra. Clark no contempla el período de preparación en sus libros por lo que puede omitirse. Dos veces al día y con el estómago vacío, tome 2 cápsulas de 500 mg de Ácido Málico con 2 vasos grandes de agua tibia o una infusión. Evite tomar las cápsulas por la noche, justo antes o hasta 2 horas después de comer. Gracias al ácido málico las piedras se vuelven tan maleables como la plastilina. La cantidad que se requiere para llevar a cabo la limpieza (2000 mg/d) puede sustituirse bebiendo un 1L de zumo de manzana a diario. Sin embargo, aconsejamos no hacerlo dado que la extensa variedad de zumos de fruta comerciales, aún en sus variedades "ecológicas", están contaminadas con solventes y micotoxinas como la patulina o la alfatoxina B (que son potentes incapacitantes hepáticos). Si opta por el zumo, es obligatorio que sea casero.
 
Asimismo conviene evitar comidas de origen animal, productos lácteos y fritos para quitarle trabajo al hígado durante el período de preparación, especialmente el día previo a la limpieza. Nota sobre las cápsulas de Ácido Málico: Este compuesto generalmente se extrae a partir de la caña de azúcar. Si tiene problemas de regulación del azúcar en sangre pase directamente a la limpieza. 
 
IMPORTANTE. VOLVER A LEER EL DÍA DE LA LIMPIEZA
No usar el Zapper ni tomar ningún medicamento, vitamina o cualquier otro tipo de suplemento en todo el día. No hacer la limpieza si se está enfermo o si se tiene dolor en el estómago, hígado o vesícula biliar. Antes de empezar el programa asegúrese que tolera sin problemas el Sulfato de Magnesio (sales de Epsom). Aunque no suele ser habitual, si durante la limpieza se experimentan síntomas agudos de hipermagnesemia (por ejemplo vómitos), tenerlo en cuenta para bajar la dosis en posteriores limpiezas (en cada limpieza se necesitan aproximadamente entre 50 y 70 gr de sales). Seguir las indicaciones al pie de la letra. El cumplimiento de los horarios es crucial. 
 
Día de la limpieza (21 horas)
Disuelva las Sales de Epsom en una jarra con 750 ml de agua (equivale a 3 vasos). Divida esta cantidad en 4 porciones y beba cada una como se indica abajo. También necesitará:
  • ½ vaso de aceite de oliva virgen extra (mejor ecológico).
  • ¾ vaso de zumo de pomelo recién exprimido (equivalen a 1 ó 2 piezas de fruta).
Imagen 2 – Compre aceite de oliva de la mejor calidad disponible y zappíquelo.
 
6º DÍA
Dado que asistirá al baño con frecuencia, es mejor hacer coincidir la limpieza en fin de semana. Idealmente el sexto día debería ser un sábado. Desde la mañana y hasta las 3 de la tarde coma únicamente alimentos ligeros con bajo contenido en grasas (es mejor evitar las grasas desde la cena del día anterior). Beba exclusivamente agua. No tomar leche, aceites, mantequilla, yogur, queso, proteínas de origen animal, frutos secos ni repostería. Pruebe a desayunar fruta con pan tostado y miel. Un ejemplo de comida podría ser arroz con verduras hervidas o cocidas al vapor sin aliñar. A partir de las 3 de la tarde no comer ni beber nada. De lo contrario se arriesga a sufrir malestar durante la limpieza. Procure beber más agua de lo habitual antes de empezar ya que durante la limpieza sólo va a beber 750 ml de agua con Sales de Epsom repartidos en 4 tomas.
 

Nuestras Sales de Epsom están formadas por Sulfato de Magnesio Heptahidratado (MgSO4 7H2O). Ésta es la forma de sales de Epsom que mejor toleran nuestros intestinos (a diferencia del Sulfato de Magnesio Anhidro que comúnmente se vende como Sal de Epsom en tiendas de dietética y parafarmacias). Producto en conformidad con los estándares de calidad de la Dra. Clark, testado especialmente de metales pesados.

 
19 horas – Primera toma (¾ de vaso de agua con sales de Epsom)
Es recomendable poner los pies en alto o masajearlos para estimular el sistema linfático. Dado que las Sales de Epsom dilatan los conductos hepáticos, las piedras se expulsan sin sentir molestias. Las sales relajan el hígado y los intestinos. Las evacuaciones abundantes a modo de purga son debidas a su ingesta. Aunque no haya comido nada desde las 3 de la tarde no se sentirá con hambre. Si tiene mucha sed puede enjuagarse la boca con agua.
 
21 horas – Segunda toma
 
22:45 horas – Preparar la mezcla de aceite y zumo
Disponga medio vaso de aceite de oliva. Ozonice solamente una parte del aceite durante 5 minutos dejándolo otros 5 en reposo. Mientras tanto lave minuciosamente con agua caliente los pomelos, séquelos y exprímalos. A continuación vierta el zumo y el aceite en un recipiente que pueda cerrar bien y agite con fuerza hasta obtener una solución acuosa. El poder oxidante del aceite ozonizado alcanza sitios distantes como los conductos de la bilis. Si no dispone de aceite ozonizado, añada opcionalmente 15 gotas de Tintura de Nogal. Antes de beber la mezcla vaya al baño no más de un cuarto de hora. Debería haber realizado ya una o varias evacuaciones. El aceite estimula la vesícula biliar provocando su vaciado. La presión de la bilis contribuye a expulsar las piedras.
 
23:00 horas
Beba toda la mezcla recién preparada de pie junto con de 4 cápsulas de Ornitina si duerme bien u 8 si duerme mal. Deje asentar y ¡acuéstese inmediatamente! Si no, no se expulsarán muchas piedras. En la cama, permanezca unos 20 minutos boca arriba con la cabeza apoyada en una almohada alta o acostado del lado derecho con las rodillas dobladas hacia la cabeza. No sentirá ningún dolor puesto que la bilis sale junto las piedras manteniendo los conductos biliares lubricados. Es normal sentir náuseas durante la noche o en las primeras horas de la mañana.
 
7º DÍA – Tercera toma
Al levantarse, no antes de las 7 de la mañana, tomar la tercera dosis de sales con agua (¾ de vaso). Si tiene mucho sueño vuelva a la cama aunque es mejor que su cuerpo se encuentre erguido o semiincorporado (lea, escriba, etc.).
 
9:00 horas – Última toma
Puede volver a la cama o realizar ejercicios ligeros si lo desea. A las 11:00 am ya puede comer de nuevo. Empiece con un zumo de fruta fresca recién exprimido. Media hora después puede ingerir fruta y una hora más tarde comida ligera. Al anochecer o a la mañana siguiente debería volver a la normalidad y sentir los primeros signos de mejoría. Al día siguiente de la limpieza tomar las cápsulas del recordatorio semanal desparasitante y usar el Zapper 1 hora seguida sin interrupción.
 
 
APUNTES Y APRECIACIONES

  • IMPORTANTE. Cada tres limpiezas hepáticas realizar una limpieza de riñones 
  • El aceite ozonizado no tiene efectos secundarios pero no debe ingerirse más del necesario. En exceso, es posible que el ozono pase de las moléculas de aceite a las moléculas de grasa, haciendo que envejezcan. Afortunadamente la dosis que usted toma es muy pequeña y actúa sólo eliminado patógenos. Ir a lapágina del generador de ozono 
  • En cada limpieza se toman 4-8 cápsulas de L-Ornitina. El bote dura para 6 ó 12 limpiezas. Realizar las limpiezas cada 3-4 semanas hasta mejorar o resolver los síntomas o 2 veces al año como rutina de salud.
  • Para enmascarar el sabor amargo propio de las Sales de Epsom use agua fría y añada tanto jugo de limón como sea necesario. Si no dispone de pomelos frescos, puede emplear una mezcla a partes iguales de zumo de naranja y de limón (ambos recién exprimidos y lavados un par de veces con agua caliente).
     
  • Dado que la quimioterapia es especialmente nociva para el hígado, las limpiezas hepáticas son muy aconsejables en personas que se hayan sometido o se estén tratando con quimioterapia.
  • En enfermedades en las que el antígeno a evitar sea el ácido caféico (como en el caso del Alzheimer o migrañas) dado que pomelos y naranjas lo contienen, licuar manzanas golden o red delicious hasta obtener media taza de zumo y añadir ½ cucharadita de ácido cítrico.
  • Atención: En caso de insuficiencia renal consulte con su médico antes de tomar las Sales de Epsom. Consultar siempre con un médico si se está tomando medicación, especialmente anticoagulantes como el Sintrom.
  • IMPORTANTE. Limpiar el colon dentro de los 3 días posteriores a la Limpieza Hepática. La extracción de piedras del hígado y de la vesícula puede dejar alguna de ellas u otros residuos depositados en el colon. Es importante sacarlos fuera por completo. Consultar enemas recomendados por la Dra. Clark 
Aunque es recomendable que todo el mundo realice periódicamente limpiezas de hígado, resulta especialmente importante en las siguientes patologías: Cáncer, Candidiasis, Depresión, Parkinson, Cefaleas, Tinitus, SIDA, Alopecia, Gota, Esclerosis Múltiple y Lateral, Fibromialgia, Alzheimer, Epilepsia, Arterioesclerosis, Glaucoma, Arritmias, Reflujo gastroesofágico, Ovarios Poliquísticos, Manchas oscuras por la edad, Endometriosis, Artritis y Reumatismo, Dermatitis, Eccema y Psoriasis, Lupus Eritematoso, Diabetes, Hipertensión, Varices, Acné y Rosácea, Cistitis, Síndrome Premenstrual y Síntomas de Menopausia, Esterilidad masculina y femenina, Hígado graso.
La relación hígado/visión, ampliamente conocida por la antigua medicina oriental y totalmente ignorada por la ciencia occidental, es fácil de verificar dado el estrecho vínculo entre ambos órganos y la rápida respuesta que se genera. Una depuración hepática incrementa automáticamente la capacidad visual. 
 
La L-Ornitina ayuda a conciliar el sueño por lo que nos evitará pasar la noche en vela. Este aminoácido, además de ser relajante, ayuda a eliminar el amoníaco que producen los parásitos al morir, el cual es especialmente tóxico para el cerebro y que puede impedir el sueño. También protege el hígado del daño que provocan los medicamentos y sustancias químicas, contribuyendo a su regeneración a la vez que fortalece la respuesta inmune estimulando la producción de glóbulos blancos más activos y efectivos. La Dra. Clark también recomienda la Ornitina en su Protocolo de Desparasitación. Un beneficio poco conocido de la Ornitina es que colabora en la quelación o eliminación de metales pesados del cuerpo.

Si usted pide este producto recibirá instrucciones detalladas para mayor comodidad. Precio: 20'46€

Nota aclaratoria sobre la procedencia de los cálculos expulsados
Existe una considerable confusión sobre este tema. Cuando se realizan limpiezas hepáticas se pueden distinguir claramente 2 tipos de cálculos: Los más abundntes, grandes (pueden llegar a medir varios centímetros) y de color verde no son más que el resultado de una reacción química (saponificación) que se produce en el interior del intetsino entre la sal magnésica y el aceite de oliva ingerido en combinación con la bilis y el zumo de pomelo o cítricos. Por lo tanto, son un claro subproducto del proceso y es posible que sigan saliendo indefinidamente limpieza tras limpieza. Por ello, nuestra recomendación es ir realizando limpiezas periódicas hasta resolver o mejorar los síntomas de salud y no tener como objetivo dejar de expulsar piedras (básicamente porque puede que nunca llegue a ocurrir). Junto con estas formaciones que comentábamos salen cálculos mucho más pequeños (milimétricos) y escasos que pueden variar notablemente en color y textura y que a menudo quedan recubiertos o agrupados por los primeros. Algunos tienen un núcleo irregular en el centro de color negro, blanco, rojo o color pardo. ¡Son los verdaderos cálculos hepáticos! Gracias a la abundante bilis y al aceite ozonizado con el seguimiento de esta técnica también es posible eliminar parásitos ubicados en los intestinos o tracto biliar. Ver fotos de parásitos expulsados mediante limpiezas hepáticas 
Desintoxicar el hígado y regenerarlo es un paso previo e imprescindible tanto para curar cualquier dolencia como para mantener el cuerpo sano. #TerapiaClark #salud
 
  
 
Los cálculos intra hepáticos (como los que se aprecian en las fotografías) están constituidos por colesterol, fragmentos de bilis coagulados, calcio y pigmentos, como la bilirrubina. Además tienen desechos coloidales (moco), toxinas, bacterias y parásitos muertos. Siendo el colesterol el principal ingrediente, son poco perceptibles en la tecnología de diagnóstico por rayos o ultrasonidos. A lo sumo, en muchos casos se diagnostica a la persona como hígado graso (aparecen zonas blancas en los exámenes por ultrasonidos). Es posible que una persona con este diagnóstico tenga cientos o miles de piedras de distintos tamaños, alojadas en su hígado.
 
En esta imagen simplificada se muestran los cálculos alojados en los conductos biliares del hígado, en la vesícula y en el conducto que transporta la bilis hacia el intestino. Notar que dicho conducto descarga en el mismo lugar que el páncreas (círculo). Por tanto su obstrucción afecta la secreción de ambos fluidos al intestino.
 
No debemos confundirnos con los cálculos vesiculares, ya calcificados, que se detectan sencillamente con radiografías y que generan reacciones dolorosas, las cuales concluyen con intervenciones que “mutilan” este órgano importante de la función digestiva e intestinal. Los cálculos en la vesícula deben ser considerados apenas la “punta del iceberg” respecto a lo que se encuentra alojado en el hígado.
 
Las personas con enfermedades crónicas, seguramente tienen centenares de cálculos obstruyendo los conductos biliares intra hepáticos. La bilis es un fluido amarillo verdoso y alcalino, esencial en la química corporal. Además de colaborar en los procesos metabólicos de grasas, proteínas y minerales, la bilis mantiene el orden de las grasas en sangre, elimina material tóxico del hígado, alcaliniza los intestinos y evita la proliferación de microorganismos nocivos en el colon, entre otras cosas.
 
Una persona saludable produce aproximadamente un litro diario de bilis. En cambio, individuos con cálculos biliares y enfermedades crónicas, llegan a producir apenas un tercio o menos de esa cantidad. Por lo tanto serán personas con mala digestión del alimento (dispepsias), desorden en los triglicéridos, acidificación intestinal, toxicidad hepática, desorden en la flora del colon, etc. Si se quiere, la Limpieza intestinal puede dejarse para el final después de la del hígado.
 

La limpieza hepática fue diseñada y comprobada por la Dra. Clark pero no es un método original de la Doctora, pues se trata de una combinación sinérgica de dos procedimientos tradicionales probadamente efectivos. Este método fue posteriormente popularizado, en forma de libro, por el naturópata Andreas Moritz.

 
 
Portada de libros recomendados que abordan en profundidad la Limpieza
 
Artículos publicados en la revista médica Discovery DSalud:
 Artículo publicado en el nº 106 de la revista médica Dsalud (junio 2008).
 Artículo publicado en el nº 67 de la revista médica Dsalud (diciembre 2004).
 
Enlaces de interés en la web:
Enlaces de interés en otras webs:
  1. Testimonio gráfico de eliminación de piedras de la vesícula biliar (incluye informes médicos).
  2. Testimonio gráfico de eliminación de piedras de la vesícula (análisis de sangre y ecografías).
  3. Análisis químico de los cáluclos expulsados mediante limpiezas hepáticas (análisis de laboratorio).
 ¿Por qué elegir suplementos testados?
La eminente investigadora Hulda Clark ha analizado durante años cientos de suplementos alimenticios detectando hongos, metales pesados, solventes y otros tóxicos en la mayoría de ellos. Por tanto es muy arriesgado usar suplementos alimenticios si no los hemos analizado nosotros mismos con el Syncrómetro (aparato diseñado por la Dra. Clark) o proceden de una fuente segura. Resulta preferible no tomar ningún suplemento que tomar suplementos contaminados: además de tirar el dinero estás dañando tu salud. Ampliar información 
 
• Limpiezas de la Dra. Hulda Clark